Saltar al contenido

¿Qué es el Bruxismo?

bruxismo

El Bruxismo es el hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes y aparece tanto en adultos como en niños.

¿Por qué se produce el Bruxismo?

La sociedad en la que vivimos, especialmente en las grandes ciudades, nos exige y presiona cada vez más.

El ritmo desenfrenado de todo lo que ocurre a nuestro alrededor (al que sí o sí tenemos que adaptarnos), el nivel de exigencia externo e interno y la necesidad de conseguir cada vez más cosas para llegar a ese supuesto “estado de bienestar”, produce un desequilibrio en el ritmo normal de nuestro organismo causando en nosotros niveles muy altos de ansiedad, estrés, tristeza, depresión, problemas de autoestima, etc.

Este desequilibrio produce en las personas diferentes consecuencias orgánicas, emocionales y comportamentales, y la patología del Bruxismo es una de ellas.

Causas del Bruxismo

. Estrés

. Ansiedad

. Depresión

. Problemas emocionales que se prolongan en el tiempo

. Exceso de trabajo y/o responsabilidades

. Traumas

Consecuencias y síntomas del Bruxismo

. Dolor mandibular y de oído.

. Problemas en la articulación mandibular.

. Desgaste de las piezas dentales.

. Dolores de cabeza de distintas intensidades y en diferentes partes de la cabeza

. Dolores musculares: cervicales, hombros, espalda, tórax e incluso extremidades inferiores.

. Insomnio, pesadillas y por tanto falta de descanso.

Tipos de Bruxismo

Nocturno

Aquel que sucede durante las horas de sueño. En general, es el tipo de bruxismo que primero se detecta. Muchos pacientes con Bruxismo desarrollan sólo este tipo, pero cuando el estrés, la ansiedad o la depresión se alargan en el tiempo entonces el Bruxismo diurno puede también aparecer agravando los síntomas de esta patología.

Diurno

Cuando el rechine de los dientes y la presión en la mandíbula tiene lugar durante el día.

Tratamientos para el Bruxismo

La consecuencia primera y directa de apretar y rechinar los dientes es el desgaste de nuestras piezas dentales y el dolor mandibular.

Por este motivo el primer paso en la prevención del Bruxismo es a nivel odontológico protegiendo nuestros dientes con las llamadas“férulas de descarga”, que además de proteger nuestros dientes, ya que los cubre, reducirá nuestro dolor mandibular.

El apretar la mandíbula y el estar toda una noche rechinando los dientes supone una sobrecarga para muchos de los músculos de nuestro cuerpo, por lo que una vez que tenemos protegidos los dientes el siguiente paso es tratar nuestros músculos en un fisioterapeuta u osteópata , lo que definitivamente disminuirá nuestro dolor y nuestras posibles lesiones musculares.

Las principales causas del Bruxismo son el estrés y la ansiedad, por lo que cualquier técnica o terapia que reduzca este tipo de síntomas ayudarán a tratar nuestra patología.

Aquí te proponemos algunas que puedes llevar a cabo de forma conjunta o individualmente.

. Yoga

. Meditación

. Retiros

. Ejercicio físico

. Terapia psicológica